NO HAY CAMINO A LA LIBERTAD ;LA LIBERTAD ES EL CAMINO

23 mar. 2010

Compañeros en Lucha - Semana de la Memoria

El padre Francisco Nazar, ante la proximidad del 24 de marzo, en que se conmemora el Día Nacional de la Memoria, Verdad y Justicia, realizó unas reflexiones haciendo referencia a lo que consideró un “desolador panorama del oeste formoseño, de sus comunidades indígenas y criollas por el accionar de la multinacional Liag SA sobre los montes nativos”.
El sacerdote, con más de treinta y cinco años de vida religiosa consagrada a los desposeídos de Formosa, fue el referente principal en el foro por la democracia, que se reunía en el centro Juan Pablo II en las afueras de la capital provincial.

“Admiro la militancia de aquellos que siguen firmes en el camino de la Verdad, la Justicia y la Paz. Y con ‘terca esperanza’ porque en verdad, ¿Quién de cada uno de nosotros no es terca o terco?

Tercos en seguir abriendo picadas de vida nueva en medio de nuestras pobrezas, soledades, en esta difícil lucha cotidiana por mantener, como una fresca lechuga, nuestra frágil coherencia y poesía de vida y en medio de este sistema que “es un monstruo grande y pisa fuerte toda la pobre inocencia de la gente”, de nosotras y de nosotros”, sostuvo Nazar.

“Estuve leyendo de reuniones y preparativos para el 24 de marzo (de organizaciones de derechos humanos). Qué bueno. Los acompañamos y estamos junto a ustedes. Estoy en Laguna Yema feliz de no estar más en una parroquia y de poder seguir junto a la gente y en especial a los aborígenes, los criollos y pobres”, señaló el religioso.

Padecer humano y desmonte

Al hablar de lo que ocurre en el interior, Nazar afirmó: “Todas las mañanas sale del pueblo un tractor con acoplado y va unos 30 kilómetros a la finca de Liag S.A. llevando pobres con sus hachas, machetes y tortillas de pan que hizo la compañera y así en acoplado, van hasta cuarenta conté yo un día, para ‘desraizar’ como se le dice aquí a la indiscriminada tala de bosque formoseño”, sostuvo.

“La empresa, como se la llama acá, utiliza impresionantes orugas con cadenas que parecen tanques de guerra para fusilar, matar y destruir el monte y luego sembrar soja, algodón, trigo”, graficó.

Tierra aborigen robada

Asimismo, dijo: “Miles de hectáreas de tierras vírgenes formoseñas del oeste ya están en manos de otros. ¿Se acuerdan de Daniel Viglietti? Pues el tenía un canto que se llamaba ‘A desalambrar’ donde cantaba con fuerza, y todos cantábamos con sus discos: ‘a desalambrar, a desalambrar, que la tierra es nuestra tuya y de aquél, de Pedro y María de Juan y José’.

¿Por qué cuento todo esto? Porque creo que sería bueno que dentro de este contexto del 24 de marzo se hable de la tierra de Formosa, la que un día le robaron a los pueblos wichí, toba, pilagá, nivaclé y avipones y hoy a los campesinos, criollos e indígenas en nombre de la civilización tecnológica”, reflexionó.

“Los tres horcones de este día 24 de marzo son, y en esto coincidimos todos, la Memoria, la Verdad y la Justicia. La memoria colectiva, presente siempre ‘como si el pasado estuviera ocurriendo’, dice Galeano, porque el pasado está vivo aunque haya sido enterrado por error o infamia, y porque el divorcio del pasado y el presente es tan jodido como el divorcio del alma y el cuerpo, la conciencia y el acto, la razón y el corazón”, remarcó.

Realidad campesina

Luego indicó: “Si la memoria está siempre presente no olvidemos entonces la tierra y contemos esta historia de tragedia de indígenas, todavía sin la Memoria, Verdad y Justicia concretadas; de las Ligas Agrarias de miles de campesinos y la nueva tenencia de la tierra, la de ahora, que ya se están convirtiendo en latifundios y que está expulsando a miles de hermanas y hermanos.

Esto no para volver atrás sino para que haya justicia y libertad. Entonces, mi propuesta es que hablemos de la realidad de la tierra y de nuestra proyección al futuro como ciudadanos formoseños. Bueno, la cosa es concretar, lo cual no hago para lanzar la idea si va o no esta cuestión” finalizó diciendo el padre Francisco Nazar.

4 comentarios:

  1. Menos mal que existen personas como el padre Nazar o la obstetra del post anterior.¡Que no decaiga la lucha!¡Fuerza!¡Que no los hagan callar!¡Denuncien estos hechos en organismos internacionales!¡Que el racismo no nos gane!

    ResponderEliminar
  2. HOLA, MI NOMBRE ES NATI Y HE ENTRADO EN TU BLOG A CONOCERLO, ME HE QUEDADO IMPRESIONADA ES MUY BELLO Y ESPECIAL SE ESTÁ COMO EN UN SOFÁ MULLIDITO Y ME QQUEDO EN TU CASA ME SIENTO MUY AGUSTO AQUÍ.
    FELICIDADES POR CONSEGIR ESTE LUGAR TAN COMODO.
    YO TE QUIERO HACER UNA INVITACIÓN, PARA QUE PASES A CONOCER EL MIO SE LLAMA:"LOS CUENTOS DE NATI",BESOS.

    ResponderEliminar
  3. Tanguito, falta mucho camino, pero siempre es buno aportar y dejar nuestra huella.
    gracias un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nati:
    Muchas gracias,
    pasaremos a visitar tu blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar