NO HAY CAMINO A LA LIBERTAD ;LA LIBERTAD ES EL CAMINO

9/8/2010

FORMOSA... ¿PROVINCIA NUCLEAR DE ALTA PELIGROSIDAD?...



El gobierno de Formosa (Argentina) hace poco tiempo ha anunciado la instalación de una planta de generación nuclear en esta Provincia, con una inversión de 6.000.000.000 de dólares. y ha presentado este hecho como un avance que nos pondría a la vanguardia del País en materia de adelantos científicos y tecnológicos... Es de destacar que dicha instalación tiene vinculación directa con el denominado Proyecto CAREM – Central Argentina de Elementos Modulares – que se está desarrollando desde la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Se dijo, por parte del gobierno formoseño actual, que el reactor CAREM es un proyecto de central nuclear de baja potencia (25 MW eléctricos) concebida con un diseño innovador, llamado de última generación y con posibles aplicaciones variadas de una central de este tipo, desde el suministro de energía en regiones aisladas a un costo razonable, provisión de energía para desalinización de agua de mar, hasta su utilización como laboratorio de investigación y de entrenamiento para operadores de grandes centrales nucleares, entre otras.

EL PROYECTO CAREM

Pero,... ¿que es y como es realmente el CAREM?..
Se trata de un reactor de agua presurizada, que usa elementos combustibles con uranio enriquecido. Estos enriquecimientos serían del 3,1%, del 3,4% y del 1,8%. Usa como moderador y refrigerante agua liviana. Y al funcionar tiene un núcleo con cientos de materiales reactivos que resultan de los procesos de fusión registrados en los elementos de combustible. Es un reactor que para Formosa se presentó con una potencia de 25 MW (eléctricos) y 100 MW térmicos.
Su potencia eléctrica podría ampliarse varias veces, con lo cual, a mayor potencia, mayor cantidad de materiales radiactivos de alta actividad en el núcleo. El reactor CAREM –como sistema- es experimental. No hay ningún CAREM que en la actualidad se encuentre en funcionamiento. Y, si la propia CNEA considera que "es necesario disponer de un CAREM para validar, mejorar y optimizar el diseño", esto significa evidentemente que dicho organismo reconoce sel carácter experimental de este CAREM que se pretende instalar en Formosa.
El núcleo del prototipo CAREM (2001) usa uranio enriquecido y tendría 61 elementos combustibles de sección hexagonal. Cada elemento tendría 108 barras combustibles.

RESIDUOS RADIOACTIVOS QUE MANTIENEN SU PELIGROSIDAD DURANTE 200.000 AÑOS...

Los residuos altamente radiactivos que van quedando en el propio elemento High Level Waste (HLW) son parte de ese conjunto. Su riesgo – actividad de riesgo – se extiende por más de 200.000 años, resulta de la extendida vida media de sus radioisótopos. El sistema debería ser refrigerado con agua del río Paraguay (un río que cuyas nacientes se encuentran en "el Pantanal" del Mato Grosso brasileño y que, en una parte de su recorrido, es el límite entre Argentina y la República de Paraguay), lo que establece la descarga rutinaria de materiales radiactivos y la posibilidad de descargas accidentales por fallas del sistema.
Un accidente puede ocurrir por falla humana, falla del sistema tecnológico o ambos y llegar a situación crítica. El peor accidente posible en un reactor nuclear según la escala INES es el “7” (Chernobyl alcanzó grado 7). El peor accidente de origen interno es el LOCA – por Loss of Coolant Accident – (accidente por pérdida de refrigerante).

También existe la posibilidad de fallas externas. Estos acontecimientos se darían en una zona extremadamente vulnerable como lo es la costa formoseña y del Paraguay. .

Estos son los principales tipos de situaciones que podrían eventualmente ocurrir: a) Atentado terrorista; b) Accidente. El choque de un vehículo de gran porte, como un avión, por ejemplo (accidente grado “7” en la escala del INES; c) Transporte. Transporte de elementos combustibles de uranio enriquecido desde Buenos Aires hasta Formosa (la distancia incrementa los riesgos).
También está el riesgo si se envían las barras de combustible agotado desde Formosa, atravesando rutas de Chaco, Santa Fe, y la provincia de Buenos Aires, es decir, va con riesgo asociado, riesgo por descargas rutinarias, accidentes dentro de la planta, los riesgos por actos terroristas y los riesgos de transporte.

Y SI LOS RESIDUOS QUEDARAN AQUÍ...

Y si, por el contrario, esas barras de combustible agotado no se trasladaran a otra provincia y se optara por depositarlas en Formosa, lógicamente el riesgo se multiplica... y la potencialidad del daño que provocaría un accidente (o atentado) en el depósito, se debe multiplicar por la cantidad de años en que se hayan depositado tales barras en territorio formoseño...
El reactor CAREM es un reactor experimental que nunca ha sido construido, solamente ha existido una unidad crítica en el RA8, donde se han probado partes del CAREM. Por lo tanto, sería el primer CAREM, con lo cual toda la zona del noreste argentino y Paraguay pasaría a ser lugar de experimentación de un reactor, sin pruebas previas.

El biólogo Dr. Raul Montenegro, Premio Nobel Alternativo y experto en la materia, en una conferencia recientemente realizada en Formosa el día 26 de julio p.pdo. enumeró y corroboró los peligros antes señalados. "El CAREM es el clásico reactor fracasado de la Argentina. Es el reactor que nunca se pudo construir, no es que es parte de un proceso de un sistema lógico de construcción. Este es un reactor de historia fracasada. Fue experimental al comienzo, fue experimental al medio y sigue siendo experimental al final, porque no se puede mostrar a ningún formoseño ningún CAREM en funcionamiento" dijo.

"No comparamos Chernobyl con CAREM, no es comparable la tecnología, pero en lo que son idénticos, es en lo que tienen adentro" sostuvo. "Hay dentro de ese reactor uranio enriquecido que va a ser sometido a una actividad, por lo tanto, lo que hay dentro del corazón de un reactor en funcionamiento, son residuos radiactivos de alta actividad, que tienen una peligrosidad de más de 200 mil años", hizo notar.
Y, como sería el primero en su tipo, todas las provincias del noreste argentino y Paraguay se convertirían en un lugar de experimentación de un reactor sin pruebas previas.

UNA LARGA HISTORIA DE ACCIDENTES NUCLEARES EN EL MUNDO...

Desde que comenzó la producción de energía a través de centrales nucleares, hay una abundante historia de accidentes nucleares en diversas partes del mundo (aún en países altamente desarrollados), que han producido cuantiosos daños humanos y ambientales.
Se denominan accidentes nucleares a aquellos producidos en centrales nucleares o establecimientos que empleen este tipo de tecnología. Pueden producirse por falla técnica o humana y se caracterizan por liberar al medio productos radiactivos, en forma de materia radiactiva o radiación.
Tales emisiones, independientemente de su magnitud, afectan seriamente a todo tipo de organismos, sobre todo a nivel inmunológico y genético, provocando efectos letales inmediatos o la aparición de malformaciones genéticas en las nuevas generaciones, y la gravedad de los daños depende del tipo de material y tiempo de exposición.
Sería importante destacar que los accidentes nucleares tienen fundamentalmente un altísimo impacto destructivo sobre todos los componentes del ecosistema, extendiéndose sus efectos durante mucho tiempo tiempo.
Y, para recordar solo algunos de los accidentes nucleares en el mundo, mencionaremos, por ejemplo, el accidente nuclear de Chernobyl, Ucrania, sucedido el 26 de abril de 1986, que produjo una emisión de aproximadamente 100 millones de Curies (Ci). Cerca de la mitad de esta emisión quedó dentro de unos 30 km de distancia del reactor. Aparte de la exposición externa a la radiación, quedó asimismo el peligro de ingestión de alimentos contaminados sobre todo con Cesio-137, cuya vida media es de 30 años y el efecto contaminante durará muchas décadas más. La contaminación no solamente afectó el territorio ucraniano, sino que también se extendió a los países vecinos.

Y EL ACCIDENTE DE CHERNOBYL

El accidente de Chernobyl fue, sin ninguna duda, un accidente muy indicativo de lo que representan esta clase de sucesos.
Pero mucho antes y ya a partir de mediados de la década de los 50, comenzaron a producirse graves accidentes en plantas nucleares de Estados Unidos, de la ex Unión Soviética, de Canadá, de Gran Bretaña y de Japón. La mayoría de estos accidentes tuvieron su origen en fallas humanas y afectaron profundamente a los seres humanos y al ambiente.
En el año 1957, en Kasli, al oeste de los Montes Urales, en la ex URSS, se contaminaron hasta 600 kilómetros cuadrados de superficie y hubo que evacuar en forma definitiva algo más de 30 pueblos.
Y también en el año 1957, en Windscale Pile, Irlanda (Gran Bretaña), un incendio de un reactor de plutonio liberó yodo (I) radiactivo que contaminó 500 km2 y destruyó 5,6 millones de litros de leche en los tambos de la zona. Y en 1983 se produjeron más de 200 casos de cáncer en la glándula tiroidea, sobre todo en niños.
En el año 1963, en Indian Point, Estados Unidos, un escape radiactivo de esa central nuclear puso fin a la fauna de los ríos cercanos y contaminó los productos agrícolas.
En el año 1971, en Monticello, Minesota, Estados Unidos, más de 190.000 litros de agua radiactiva desbordaron del depósito de desechos del reactor y se volcaron en el río Mississippi, y el derrame inclusive afectó al suministro de agua potable de St.Paul.
En el año 1979, en Harrisburg Estados Unidos, Pennsylvania, se produjo una fuga de vapor radiactivo en la planta nuclear de Three Mille Island, y la nube tóxica cubrió 30 km2. Se evacuó una enorme cantidad de personas y con el tiempo nacieron criaturas con severas malformaciones genéticas (congénitas).

TAMBIÉN EN ESTADOS UNIDOS Y EN EL AÑO 1.979

En el año 1979, en Erwin, Tennesse, Estados Unidos, se produjo un escape de uranio altamente enriquecido, que contaminó aproximadamente a 1.000 personas con casi 5 veces la radiación normal que recibían por año.
En el año 1981, en Japón, durante una reparación en la planta de Tsurunga, 45 trabajadores quedaron expuestos a material radiactivo. La filtración contaminó el lecho de una bahía pesquera cercana.
En 1986, en Gore, Oklahoma Estados Unidos, hubo un estallido de un cilindro de material nuclear excesivamente cargado tras ser recalentado en la planta Kerr McGee.
Y quizás el mas notable haya sido, en 1986, el accidente de Chernobyl, en Ucrania. Allí se produjo el estallido/fusión del reactor (núcleo). 25 personas murieron en los meses siguientes, 18.000 hospitalizadas, 92.000 evacuadas. Profusión de cánceres y malformaciones. Contaminación de flora y fauna de Bielorrusia desde Kiev hasta Gornel. La nube radiactiva sobrevoló todo Europa.
Los comentados precedentemente son solo algunos de los muchos accidentes con daños humanos y ambientales y también con enormes daños económicos, originados en diversas centrales nucleares del mundo.
Y como consecuencia de todo lo anterior, cabría preguntarse: En una provincia que tiene enormes recursos y posibilidades para utilizar energías alternativas mucho menos riesgosas y menos costosas, y con un impacto ambiental muchísimo menor,... ¿porqué el gobierno provincial optó por la construcción de una central nuclear como la que se pretende instalar? y ¿porqué sumarnos innecesariamente a la desafortunada nómina de localidades del mundo que han sufrido la contaminación radioactiva y/o que padecen el riesgo de accidentes altamente contaminantes?

UNA CONSULTA POPULAR?

Y, por último, teniendo en cuenta que una instalación de estas características, para concretarse, además de la aprobación del pueblo formoseño mediante una consulta popular que debería efectuarse, requeriría también la aprobación de la república limítrofe del Paraguay, de los demás gobiernos provinciales de la región y de los de las provincias a través de cuyo territorio se transportaría el combustible para la central (y también los residuos, en caso de no depositarse éstos en Formosa), como igualmente que sería obligatorio consultar y resultaría necesaria la aprobación de las respectivas comunidades indígenas potencialmente afectadas por el "peligro nuclear",... ¿podrá el Gobierno de Formosa obtener el consentimiento de todos los partes precedentemente mencionadas, para que de este modo sea legalmente realizable el proyecto?
Y,... ¿no resultaría mucho mas lógico y racional optar por el desarrollo de "energías limpias" o, por lo menos, menos contaminantes y riesgosas?
Y,... ¿no resultaría mucho mas lógico y racional tratar de aprovechar al máximo posible otras fuentes de energía alternativa de las cuales Formosa tiene abundantísimos recursos?
Palo Santo, julio de 2.010.
Ramón M. Godoy
Asociación PUMHA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada